La Carmen

La Carmen de Tokio, malagueña y marciana.
Como los tiempos, la cabeza revuelta, mu gitana, paya y negra. La Carmen mucha energía, toda la del flamenco y la de la música de baile más moderna.
La Carmen en el rave, en la taberna.
La Carmen voz dura, de cristal que se rompe al momento, y guitarras, las más flamencas, las más ruidosas y eléctricas.
La Carmen cosmopolita como nuestra costa, fisión más que fusión, mezcla sin contradicciones, cajones y samplers, quejíos y sintetizadores, ordenadores y palmas.

Nada de nuevo flamenco, tampoco viejo. ¿La música andaluza del siglo XXI?

Ya su nombre constituye toda una innovación. La Carmen, un gesto popular para una formación arriesgada y transgresora.

Antonio Rosado, Diario Sur.

De la guitarra flamenca de Cañadú, seducida por Juan Campos, y de la eléctrica de Danza Invisible, acariciada por Antonio L.Gil, nace un proyecto futurista que funciona el flamenco con la programación bailable más actual. La voz pura del marbellí Zuri, de 23 años, hace el resto en la última gran esperanza de la música hecha desde Málaga para todo el mundo.

Fran Extremera, La Opinión de Málaga.

Juan Campos Sánchez, Luis Antonio L. Gil y Juan Antonio Parra Zurita forman La Carmen, un grupo malagueño en busca del flamenco del siglo XXI. Los tres provienen de formaciones musicales y han trabajando con otros grupos y diferentes maestros y cantautores.
Luis Antonio L. Gil proviene de Danza Invisible y ha trabajado con esta formación desde sus inicios; Juan Campos Sánchez inició su andadura profesional acompañando a Antonio Morilla, Andrés Lozano y Tomatito. Participa con Jarapo
y funda Cañadú; Juan Antonio Parra Zurita, Zuri, dio sus primeros pasos en la música como cantante y bajista del grupo de rock Hado, en el mundo del flamenco ha actuado como cantaor y como guitarrista.